Empresa Reformas Madrid - Malamo

PROYECTOS DE REFORMAS. MATERIALES AISLANTES.

Cuando se decide hacer una reforma integral, es el momento de mejorar la calidad constructiva de la vivienda. Como empresa que realiza proyectos integrales de reformas muchas veces nos encontramos con edificios antiguos en los que a la hora de construirlos no existían los materiales que permiten tener la alta eficiencia energética con la que se construye a día de hoy.

Por eso, a la hora de ejecutar la reforma de un piso que esté en un edificio antiguo , además de los cambios en la distribución, de instalaciones y estéticos, es muy importante valorar los niveles de aislamiento térmico y acústico con los que nos encontramos. Es algo que en Málamo tenemos muy en cuenta a la hora de definir y diseñar los proyectos de reformas, además de en su ejecución. Para ello es necesario hacer catas en las paredes y techos perimetrales, para ver si tienen el aislamiento térmico y acústico necesarios. No sirve de nada poner unos cerramientos de la mejor calidad, o un sistema de calefacción de última generación, si los muros, paredes y forjados no están bien aislados.

Existen muchas marcas de materiales térmicos reflexivos que evitan problemas derivados de la humedad, tienen gran durabilidad sin perder eficacia, aíslan acústicamente, ocupan poco espacio y no transmiten el calor/frío del exterior al interior y viceversa. Dentro de los proyectos de reformas, además de los proyectos de decoración, en Málamo aconsejamos a nuestros clientes sobre las opciones más adecuadas en cada caso, siempre de un modo personalizado.

Por su alto poder aislante, generalmente se utilizan como materiales aislantes algunos tipos de materiales porosos o fibrosos como las lanas minerales (de roca o de vidrio), poliestireno expandido, poliestireno extruido, espuma de poliuretano, corcho, etc.

Por ejemplo, la lana mineral se elabora con materiales naturales (arena silícea para la lana o fibra de vidrio, y con roca basáltica para la lana de roca) y es uno de los mejores aislantes acústicos y térmicos que existen. Se utiliza mucho para aislar elementos constructivos como cubiertas, forjados, fachadas, suelos, falsos techos, tabiques divisorios, conductos de aire acondicionado, protección de estructuras, puertas, mamparas y cerramientos exteriores.

Los aislantes de lana tanto de roca como de vidrio no retienen el agua y son completamente seguros frente al fuego.

Otros tipos de refuerzo para el aislamiento térmico que puede hacerse desde la parte exterior o interior de la fachada se realiza mediante el relleno de cámaras de aire con espumas o lana mineral insuflada. La conductividad térmica de la lana mineral insuflada es la más baja de las Lanas Minerales existentes, lo que asegura un mayor confort en el futuro. Este producto se inyecta en las fachadas y techos a través de unos pequeños orificios que después se tapan dejándola intacta y sin perder espacio útil.

Al reforzar el aislamiento térmico y acústico lograremos reducir la factura y el consumo de energía derivado de la calefacción o la climatización.

En Málamo definimos los proyectos de reformas de nuestros clientes a medida, cuidando cada detalle y aconsejando siempre sobre las mejores opciones, no solo en materiales, si no en soluciones que permitan optimizar el espacio, el confort y la eficiencia energética, encargándonos desde la planificación y definición de la reforma hasta su ejecución para lograr los mejores resultados. Contacta con nosotros.