Uno de los retos a los que nos enfrentamos como estudio de decoración y diseño de interiores es el de sacar el máximo partido a determinadas estancias, dotándolas de una versatilidad que permita diferentes usos, y sobre todo, aprovechar al máximo el espacio disponible.

Pero para poder hacer esto “tan obvio”, hay que ser capaz de ofrecer al cliente las soluciones que cumplan, o superen, sus expectativas tanto en lo que se refiere a decoración como a funcionalidad, porque el diseño de interiores no está reñido con su disfrute en el día a día.

Un ejemplo con el que seguro que muchos nos sentimos identificados es la habitación de los niños. Que pueda ser una zona de juegos, un perfecto dormitorio, y con espacio para guardar tanto su ropa como los importantísimos juguetes, de una manera accesible, y todo ello dejando el espacio que los más pequeños necesitan. Y que cuide al máximo la decoración y el diseño.

Para dar la perfecta solución a estos requisitos, en Málamo podemos diseñar a medida los muebles necesarios gracias a nuestra fundadora, María Lantero, quien se encarga personalmente del diseño del mobiliario.

Estudio Diseño de Interiores Madrid | Estudio Decoración de Interiores Madrid | Muebles a Medida Madrid

Volviendo al ejemplo de la decoración del cuarto de los niños, compartimos con vosotros uno de los diseños de María Lantero. Se trata de un completo mueble que aúna funcionalidad y diseño, además de hacer posible que haya un gran espacio libre para los más pequeños. Así, una de las camas se ha situado a modo de litera sobre un armario de gran capacidad, con lo que no ocupa un espacio necesario durante el resto del día, y se convierte en una original y divertida ubicación para los niños. El armario a su vez queda perfectamente integrado en el diseño del mueble, evitando así un gran volumen que “se coma” la habitación.

El armario hace a la vez de unión con el resto del espacio inferior, en el que hay dos camas más que a la vez ofrecen un espacio de sofás para estar los niños, contando ambas con espacio de cajones abajo para que todo pueda estar recogido y ordenado con facilidad. También se podrían poner dos camas supletorias en vez de cajones, llegando a poder dormir 5 niños en total, siempre y cuando tengamos espacio en el resto de la habitación para poder almacenar juguetes y ropa. El color elegido, además de por criterios de diseño y decoración, aporta luminosidad a la habitación mientras que resulta tremendamente “resistente” a la actividad de los niños.

Un habitación de diseño, funcional, atractiva y cómoda para los niños, que con las soluciones de Málamo, permite que se aproveche todo su potencial más allá de lo que podría imaginarse antes de que preparáramos el proyecto de decoración y diseño de interiores.

Si quieres contar con proyecto de diseño de interiores capaz de cumplir y superar tus expectativas, contacta con Málamo, empresa y estudio de decoración y diseño de interiores de referencia en Madrid.